Política de cookies: Usamos cookies propias y de terceros, para poder ofrecer un mejor servicio. Si continua navegando entendemos que acepta su utilización en este sitio web. Más información.
Banner con información del centro Banner con información del centro Banner con información del centro Banner con información del centro

Terapia familiar

En la terapia familiar se pretende buscar el equilibrio y la armonía de la familia. Son muy comunes los casos en los que los conflictos y las tensiones generadas por uno o más miembros están presentes en una familia.

¿Por qué acudir a terapia familiar? Porque en manos de profesionales con objetividad y experiencia, analizando el comportamiento de cada miembro familiar y cómo influye entre unos y otros, y actuando sobre el conjunto de problemas con técnicas profesionales, podremos superar los conflictos y problemas.



Familia con abuelos, padres e hijos, felices y unidos

Solicita ahora tu PRIMERA CONSULTA GRATUITA y sin compromiso para la consulta de psicología adultos, infantil, adolescentes, parejas, familiar


¿En qué consiste?

Las personas perfectas no existen, por lo que tampoco existen familias perfectas. No obstante existen familias funcionales en las que existen unas normas, límites, afecto, comunicación y cuidado (no sobreprotección ni libertad absoluta).

Sin embargo, existen una infinidad de factores que pueden romper el equilibrio, la armonía del hogar y la convivencia. Un hijo rebelde, un desacuerdo en la educación entre los padres, problemas de convivencia, etc.

En nuestro centro, a través de técnicas de intervención psicológicas, evaluamos las posibles causas de los problemas, y os ayudamos a orientar el rumbo y recuperar la armonía y la convivencia sana.



Casos más habituales

A continuación te indicamos los casos que tratamos con más asiduidad en la consulta familiar, para que te hagas una idea de si estás sufriendo los mismos problemas.

  • Dificultades de convivencia
  • Dependencia emocional
  • Infidelidades
  • Celos y rivalidades
  • Separaciones y divorcios
  • Entradas al hogar de nuevos miembros (abuelos, adopciones, parejas, etc.)
  • Procesos de duelo
  • Adicciones (alcohol, drogas..) que afectan a la armonía del hogar
  • Consecuencias de problemas de salud crónicos o prolongados