Bienestar y Éxito Personal

Hoy en día buscamos cada vez más el éxito y el bienestar personal, pero, ¿Qué es el bienestar personal? Este bienestar personal y éxito en la vida va a depender de lo que cada uno de nosotros/as busquemos. Cierto es que para cada uno/a de nosotros/as, ese bienestar  significará una cosa distinta. Está claro que a lo que a unos/as les hace felices y les da bienestar, quizá a otros/as no les pase. El bienestar y la felicidad así como el éxito y muchos de los conceptos que en psicología usamos, varía. Lo que es ‘normal’, lo que es ‘bueno, ‘el ‘éxito’, el ‘fracaso’, ‘la felicidad’, puede significar cosas distintas. Para unos/as bienestar puede significar estar alrededor de sus seres queridos y para otros estar en la playa solo. Todo es respetable y nada es mejor ni peor, siempre que no hagamos daño a nadie.

Lo cierto es que sí existen reglas universales que nos pueden guiar para encontrar el bienestar en todos los niveles. Ya sea en el nivel físico, mental, emocional, espiritual. Algunas leyes que nombramos a continuación te pueden ayudar a descubrir este estado de bienestar.

Leyes mentales del bienestar

La ley de causa y efecto: La 3ª ley de Newton nos dice que existe la acción-reacción. Ante una acción hay una reacción igual o incluso opuesta a ésta.Aquello que cultivamos es aquello que recibimos. En Oriente nos hablan de la ley del karma. Si siembras una piña es imposible recoger fresas. Lo mismo ocurre con las emociones y los sentimientos así como con las actitudes. Hay personas que siembran bienestar. ¿Cómo lo hacen? Sonríen, tienen buenas palabras, escuchan, negocian…Estas personas irradian energía. Otras sin embargo absorven la energía. ¿Cómo lo hacen? Contestan con mala entonación, se qeujan constantemente, no cuentan contigo, imponen…Por tanto siguiendo esta ley de causa-efecto. Siempre que cultivemos buenos pensamientos, actitudes y sentimientos, lo más probable es que eso recibas. Lo mismo a la inversa.

La ley del enfoque y atención:  según donde centres tu atención hacia esa dirección se dirigirán tus pensamientos y acciones.  Si solemos pensar normalmente en los problemas, es posible que encuentres problemas. Si sueles buscar soluciones, es posible que busques soluciones.

La ley del autocontrol: siempre que tengamos control sobre nuestras emociones, pensamientos y actitudes, más felices seremos y más bienestar tendremos. Cuando sintamos que no es así y que todo nuestro bienestar depende de lo que los demás hagan, más infelices seremos.  No intentes controlar lo que hacen o dicen los demás. Cada uno/a es dueño de sus pensamientos, emociones, palabras, intenciones y los demás p or tanto son dueños de las suyas. A esto le llamamos responsabilidad.

La ley de la creencia: Las creencias suelen ser inherentes a los seres humanos. Las creencias las solemos considerar reales y verdaderas. Normalmente no las cuestionamos aunque alguien te diga que no es real eso que piensas. Es importante que aprendas a controlar tus pensamientos y a gestionar tus creencias. En estos enlaces puedes hacer un ejercicio sobre los pensamientos que te proponemos.

La ley de la correspondencia: Según pienses, así será lo que verás a tu alrededor. Para tener buenas relaciones interpersonales, primero has de tener buena relación contigo mismo/a.

¿Quieres ser más feliz? Te proponemos un plan para serlo

Ahora te toca poner en práctica. ¡Cuéntanoslo!

Escribe aquí tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *