Descubre cómo las reglas mnemotécnicas mejoran tu memoria

¿Qué son las reglas mnemotécnicas?

Seguro que alguna vez las has utilizado y no te has dado cuenta de que se llamaban así. Las reglas mnemotécnicas son un método que podemos utilizar para recordar (una palabra, un nombre, un número largo, etc.) con el objetivo de memorizar con más facilidad.

Piensa que recibimos multitud de datos e información al día. Si tuviéramos que retener en nuestra memoria todo lo que recibimos al día sería imposible. Nuestra capacidad de retención, y de atención y memoria funciona como si de un embudo se tratara. Entra mucha información pero solo se filtra aquella que queremos retener, que nos es interesante o que consideramos que necesitamos para desenvolvernos en nuestro día a día.

 

Memoria a corto y largo plazo

Para que lo entiendas, te explicaré que tenemos dos tipos de memoria. Por un lado la memoria a corto plazo (MCP) que es aquella que sólo retiene poca información durante un corto periodo de tiempo. Luego ya se olvida. Seguro que alguna vez has utilizado este tipo de memoria, por ejemplo al memorizar un número de teléfono varias veces seguidas para marcarlo a continuación. Una vez marcado y hablado con la persona, ese número ya ha desaparecido y no lo recordamos. Se dice que en este caso hemos retenido la información en nuestra MCP.

Sin embargo, a veces deseamos retener información durante mucho tiempo porque no queremos olvidarla. Es para ello cuando podemos utilizar estas reglas mnemotécnicas. Cuando hemos memorizado una información y con el paso del tiempo la recordamos, decimos que esta información se ha almacenado en nuestra memoria a largo plazo (MLP). Podemos decir que la MLP funciona como si de una biblioteca se tratara. Tenemos mucha información en nuestra memoria pero no la usamos hasta que la necesitamos. Como en una biblioteca que hay muchos libros y no lo sabemos hasta que uno de ellos lo necesitamos y ahí está para ayudarnos.

 

Descubre algunas reglas mnemotécnicas

Las reglas mnemotécnicas nos facilitan que recordemos mejor la información. Existen muchas técnicas o métodos. A continuación vamos a explicarte alguna de ellas.

memorizar-numero-pi-con-reglas-mnemotecnicas asociando el valor de cada numero a una palabra con mismo numero de letras

Técnica para memorizar parte del número “pi” asginando una palabra a cada dígito para formar una frase con sentido, más fácil de recordar.

Método de las iniciales

Con este método podemos recordar las iniciales de una sola palabra para así recordar las demás. Por ejemplo: si yo recuerdo la palabra ‘HALA’, podré recordar que lo que tengo que comprar hoy es: huevos (H), agua (A), leche (L) y azúcar (A)


Método del relato

Si por ejemplo debo recordar un número muy largo puedo elaborar una historia interesante que me permita recordarlo mejor.

Por ejemplo, para retener el número: 007-757-90-60-90-7-10-2230-2300. Me ideo la siguiente “película” mental: <<el agente 007 tenía un boing 757, dentro de él había una modelo de medidas 90-60-90. Al ver a la chica tan simpática y guapa le dijo de quedar a las 7 para tomarse juntos 10 cafés. La chica le respondió que ella saldría a las 22.30 pero que podían quedar sobre las 23h sin problema>>.

 

Método ‘loci

Consiste en asociar lugares de la casa, trabajo, etc. con imágenes mentales. Por ejemplo. Si debo comprar pan, arroz y leche, me imagino nada más entrar por la puerta de mi casa, colgado en el pomo una bolsa de pan, todo el pasillo lleno de arroz que casi no puedo caminar y al abrir el grifo de agua, sale mucha leche de él.

 

Asociación

Podemos asociar palabras que debemos recordar a otras que nos es más fácil recordar. Por ejemplo si debo recordar estos nombres: “Helena, Arturo, Pilar, Julio”, podría pensar “El Rey Arturo, la Princesa Helena, la virgen del Pilar y Julio César”.

 

¿Qué es más fácil recordar?

Hemos visto algunas reglas mnemotécnicas pero existen muchas más técnicas para facilitar la retención y memorización. Sin embargo no tenemos la misma facilidad para recordar unas cosas que otras. A todos se nos dan mejor recordar unas que otras. Y aunque cada persona es diferente, existen una serie de cosas o situaciones que nos son más propicias de recordar en general a todos:

Efecto primacía y efecto recencia. Esto quiere decir que todos recordamos mejor la información inicial y final de un discurso.

– Recordamos mejor ‘lo raro’.

– Recordamos mejor aquello relacionado con estado ánimo significativo.

– Recordamos llenando los huecos (o lo parecido a nuestras experiencias).

– Recordamos: el 10% de lo que leemos, el 20% de lo que escuchamos, el 30% de lo que vemos, el 50% de lo que vemos y escuchamos, el 70% de lo que decimos, el 90% de lo que hacemos y decimos.

-Recordamos mejor el pasado.

 

En el siguiente enlace tienes una completa sección del blog dedicada a juegos para entrenar la memoria y retención. Recuerda que el cerebro hay que entrenarlo y trabajarlo, como el resto de las partes del cuerpo: juegos de memoria.

 

La memoria y la edad

Con el paso de los años, especialmente llegando a la vejez, nuestro organismo empieza a perder facultades. Vista, oído, capacidades pulmonares y cardiovasculares… y por supuesto también la memoria empieza a fallar.

El centro Eclipse Soluciones ayuda a personas mayores con problemas de atención y concentración, mediante sesiones individuales y unos planes de entrenamiento de la memoria, tutelados por un psicólogo profesional. Puedes informarte en la web corporativa del centro de las Entrenamiento de la memoria en Eclipse Soluciones.

Escribe aquí tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *