Carta a los reyes magos de un hijo bien educado

¡Hola papi y mamis! La Navidad ya está aquí, las cartas a Papá Noel y los Reyes Magos ya están echadas y vosotros, mis papás, ya me estáis diciendo que si Papá Noel me está vigilando que si los Reyes Magos también… ¿Sabéis que os digo yo? Que este año el que da la lección seré yo: tu hij@.

¡Ya me he cansado! Me paso todo el año esperando y cuando se acerca la Navidad, tras semanas y semanas decidiendo mis peticiones, mis padres me presionan y luego me regalan lo que les dé la Real gana… Así que este año voy a hacer no mi lista, sino la tuya, o al menos la lista de regalos que os ayudará a educarme ‘correctamente’.

Si realmente queréis lo mejor para mí como decís siempre, cumplid mi lista y veréis que bien nos va a todos.

reyes-magos-regalos-hijos

Los Reyes Magos de Oriente. Fuente: guarderiasalamanca.com

 

Mi carta a los Reyes Magos de Oriente y a Papá Noel

No me amenaces tanto en estas fechas con que “si no me porto bien, Papá Noel no vendrá”. Sabes perfectamente que me porte bien o no, Papá Noel vendrá. Además la educación es cosa del día a día, no de un día al año. Con amenazas que no cumples, te quitas autoridad tú solo.

No me hagas muchos regalos. Más vale uno que muchos y así también podré disfrutarlos. Incluso si tengo muchos, distribúyelos y ve dándomelos poco a poco. No todos a la vez.

Los juegos educativos me pueden gustar aunque suele gustarme más lo imposible, lo prohibido, lo más caro, para lo que todavía no tengo edad, etc. Por tanto intenta combinarlo, y que entre los regalos haya juegos educativos (ya que lo harás) que fomenten la comunicación, la creatividad, el trabajo en equipo, que tengan normas, etc. Así podrás sacarle partido a tu regalo.

papa-noel-regalos

Papá Noel con regalos. Fuente: educayaprende.com

– Aunque no lo creas, no me gustan los regalos sólo el día de Navidad o mi cumpleaños. También puedes regalarme pequeñas cosas cada día, a lo largo de todo el año. Un regalo o un premio importante puede ser decirme lo bien que he hecho algo cada día o darme besos y abrazos. A mí eso me encanta.

– Por mucho que llore o grite o me ponga triste, no me regales juegos no sean aptos para mi edad. Eso no me ayudará. Aunque te dé pena. Bajo ningún concepto. Lo dicen los especialistas en papás e hijos, y por algo será.

No me des todo lo que te pida porque me convertiré en un caprichoso, consentido y mal mimado. Ya sé que si me lo consientes todo, te diré que eres el mejor y que si no me lo das te diré que eres lo peor, pero verdaderamente ‘el mejor padre no es aquél que da todo lo que quiere su hijo’. En la vida de hecho no tenemos todo lo que queremos. ¡Enséñame el valor de las cosas!

Sin más, se despide un hijo cualquiera que quiere ser feliz y bien educado.

Está en vuestras manos, papis.

 

Atentamente,

Un hijo o hija cualquiera.

 

 

Escribe aquí tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *