Consejos del psicólogo para disfrutar del verano

Ya estamos en pleno verano, en el mes de agosto. El calor, las vacaciones, el tiempo libre… estamos deseando disfrutar de las personas y de situaciones que nos gustan. Cierto es que esto no estaría mal que fuera así durante todo el año, pero la realidad es que en nuestro país (que no en todos es igual) estas peculiaridades son únicas de esta época estival.

Sin embargo, en muchas ocasiones no somos capaces de disfrutar como se debe de estas circunstancias, y a veces en vez de relajarnos, disfrutar, romper la rutina y desconectar, por el contrario acabamos estresados, decepcionados, aburridos, enfadados o vencidos por el calor.

A continuación te damos algunos consejos del psicólogo para que puedas aplicar este verano y tener así una mente sana.

 

amigos-en-playa-con-moviles

Chicos en la playa concentrados en sus móviles. Fuente: hellooo.org

 

Desconecta

De relojes, de prisas y, sobre todo, desconecta de móviles, tablets y aplicaciones lo máximo posible y disfruta de lo que tienes a tu alrededor, ya sean personas, paisajes, momentos, etc. Usamos los móviles para todo, para hacer fotos, de despertador, de GPS… Dejemos llevarnos por la tranquilidad y la ‘no dependencia’ a las nuevas tecnologías. ¿Puedes vivir sin móvil, sin Facebook o sin Whatspp? Si la respuesta es NO, piensa qué puede estar pasando.

 

Socialízate

Muchas personas no pueden viajar o gastarse dinero en hacer cosas, pero lo cierto es que lo realmente importante es hacer actividades agradables. No es necesario gastar mucho dinero para entretenerse. Puedes quedar con un amigo y salir a pasear, puedes ver una película en casa de alguien, puedes preparar una cena en casa con tu pareja o amigos, puedes ir a la playa, un picnic en la montaña, un paseo por la orilla… Aprovechando que los días son largos (tanto para los que trabajan como para los que no), lo ideal es buscar siempre un momento para disfrutar de aquello que nos gusta. ¡Ah, no olvides desconectar o silenciar  tu teléfono cuando estés con otros!

 

Complejos fuera

¿Quién dijo complejos? Cuando llega el verano, muchas personas no hacen determinadas cosas por vergüenza, por no gustarse a sí mismas y no mostrar a los demás lo que no nos gusta de nosotros. Cuando la pregunta es, ¿está la gente pensando todo el día en eso que a ti no te gusta de ti?, ¿realmente la gente no tiene otras cosas en las que pensar y en las que fijarse?, ¿realmente es tan grave como para no hacer determinadas actividades?, ¿somos el ombligo del mundo para creer que todo el mundo va a pensar y va a ver lo que yo veo tan negativo de mí mismo? Libérate de los complejos. ¿Eso cómo se hace? Cambiando el pensamiento y la actitud, cambian los resultados.

 

Alimentación

En verano nos apetecen más los refrescos, tapas, helados, etc. No hay problema. La virtud se encuentra en el punto medio. Puedes preparar comidas y cenas más ligeras y apetitosas que las hay y luego disfrutar de todo eso que tanto te gusta. Y si haces deporte, además te ayudará física y mentalmente.

 

Calor y estrés 

Ojo y no vayamos a confundir ‘calor’ con ‘estrés’. Cuando tenemos calor, podemos sudar, agotarnos, irritarnos, y todo esto puede producir un aumento de la sensibilidad. Llevemos cuidado y si notamos que estamos acalorados, busquemos la manera de refrescarnos y poner en marcha el autocontrol.

 

 

Escribe aquí tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *