Síndrome de burnout: el trabajador quemado

“Es un síndrome de agotamiento emocional, despersonalización y baja realización personal,  que puede ocurrir entre individuos que trabajan con personas”

Maslach & Jackson, 1986

          El síndrome de burnout lo suelen padecer aquellas personas que trabajan en contacto con otras personas. Lo sufren principalmente personas que trabajan en el ámbito sanitario (enfermeras, médicos, terapeutas, etc.)  así como personal administrativo y docente, vendedores comerciales, etc. No obstante, también pueden sufrirlo otros profesionales.

 

Causas

          Este síndrome puede tener múltiples causas pero se origina principalmente en aquellas personas que están sometidas a estrictos y excesivos horarios de trabajo y que además trabajan en contacto con otras personas. La persona que sufre este problema siente una alta anhedonia, es decir que ya no disfruta de determinadas cosas que antes sí le hacían disfrutar. No tienen casi tiempo para poder disfrutar pero cuando dispone de él, se siente siempre estresado, ‘quemado’. El síndrome de burnout afecta principalmente a aquellas personas que trabajan más de 8 horas al día y que además no han cambiado de ambiente laboral durante largos periodos de tiempo de trabajo. Además también se produce en aquellos que no están satisfechos con lo que cobran. Que las condiciones de trabajo sean “inhumanas” o, dicho de otra forma, no exista un buen clima de trabajo entre los compañeros y superiores, también puede llegar a ser una causa de sufrir este síndrome.

 

Etapas

1. Despersonalización

– Actitudes negativas y de aislamiento que utiliza la persona para protegerse del agotamiento que supone este síndrome

– Se ve a los usuarios y/o compañeros como culpables de los problemas propios

– Insensibilidad y cinismo

– Irritabilidad y pérdida de motivación

2. Descenso en el sentimiento de realización personal

– Cree que trabaja mal con la gente y cada vez evita más las posibles interacciones

– Evaluación negativa del propio trabajo

– No está satisfecho con los objetivos o logros que consigue

– Presenta sensación de impotencia

– Auto-reproches por no haber alcanzado los objetivos propuestos

– Baja autoestima profesional

– Sentir que las demandas laborales superan la capacidad de la persona para poder hacer frente

3. Cansancio emocional

– Cuanto más intenta la persona estar satisfecha y mejorar, peor se le da

– La persona siente desgaste, pérdida de energía

– Agotamiento y fatiga (física y/o psíquica)

trabajador cansado

Trabajador agotado. Fuente: http://www.otiv.com.vn/tin-tuc/cac-giai-phap-doi-pho-voi-stress-261.html

 

Señales que nos alertan de este problema

-A nivel COGNITIVO, es decir, respecto a lo que piensa, puede tener pensamientos de fracaso, estar sometida a pensar que los objetivos que se propone son inalcanzables, realizar atribuciones inadecuadas, presentar ideas de indefensión (haga lo que haga, da lo mismo, me siento ‘igual de mal’), etc.

-A nivel FISOLÓGICO: presenta agotamiento,  fatiga, dificultad para dormir, dolores musculares y dolores de cabeza, etc.

-Nivel CONDUCTUAL: desmotivación, evasión de determinadas situaciones incómodas, irritabilidad y hasta absentismo laboral.

 

¿Por qué razones podemos presentar estrés laboral?

  • Puede ser porque la actividad a realizar nos sea difícil de realizar
  • Debido también a una sobrecarga de trabajo, trabajar más horas, sin descansos, etc.
  • Tener que cumplir con determinados plazos y trabajar por objetivos
  • Relaciones con los usuarios o clientes
  • Entorno de trabajo o clima laboral desagradable
  • Malas relaciones laborales: compañeros, jefes, subordinados

 

          Es importante que para poder tratar este problema, conozcamos cuáles son los factores que originan el problema y una vez sepamos qué es lo que nos genera tensión, aprendamos mediante psicoterapia técnicas, métodos, habilidades, estrategias, que busquen el equilibrio entre la tensión y la relajación.

 

 

Escribe aquí tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *