La terapia de pareja

          “Pareja“. (Del latín *paricŭlus, dim. de par, paris, igual). Igual o semejante. Liso, llano. Conjunto de dos personas, animales o cosas que tienen entre sí alguna correlación o semejanza, y especialmente el formado por hombre y mujer. (definición de la RAE).

          Una definición muy clara y sencilla. Conjunto de dos personas que tienen entre sí alguna correlación o semejanza. El problema es que nosotros, los humanos, tendemos a complicarnos mucho la existencia. A lo largo de nuestra propia evolución hemos ido añadiendo condiciones, estados, consecuencias sociales y una multitud de factores que han ido formando la complejidad de las relaciones hoy en día.

          ¿Piensas que es difícil ‘llevarse bien’ con tu pareja? ¿Estás pasando o has pasado por una crisis que no parece/parecía tener solución? Ni los polos opuestos se atraen, ni hay que buscar el alma gemela.
Hay que aprender las habilidades que nos permitan aceptar y adaptar a la relación aquella idea de ‘alma gemela’ que nos habíamos planteado. En el momento que empiezan a existir las primeras dudas, los primeros obstáculos, las primeras discusiones, etc, muchas parejas creen que el amor no existe, que se han equivocado de persona, que nada es como antes o incluso que el amor ha muerto. Pero todas estas afirmaciones en ocasiones pueden llegar a ser precipitadas o influidas por la reacción emocional de ese momento.

          En una relación, como en la vida, en general no debemos tomar decisiones impulsivas ni precipitar conclusiones, es importante analizar detenidamente qué está ocurriendo y por qué. Muchas veces para ello necesitamos un punto de vista objetivo y ajeno al de la pareja, es ahí donde entra a formar parte la figura del psicólogo. En ocasiones podemos llegar a problemas por la simple falta de recursos personales para hacer frente a los problemas que se presentan.

          Cuando en una relación ya no se ve salida, no se aguanta más, cuando crees que ya nada de lo que hagas puede funcionar pero a pesar de ello sabes que quieres a esa persona y sobre todo aún tienes esperanza y quieres encontrar una solución, entonces podéis buscar ayuda. Si tienes algunos de estos problemas, puedes buscar ayuda profesional. Es importante distinguir entre una crisis de pareja y un final definitivo que no siempre parece sencillo.

pareja-enfadada

¿Qué pasa cuando pensamos o sentimos…?

– “Es que ya no me quiere”

Con frases como estas, que se oyen a menudo, lo primero que debemos plantearnos es si esto es cierto. Si realmente esto es cierto y el problema es que la otra persona ‘ya no te quiere’, aquí poco podemos hacer. No se puede obligar a nadie a quererte como a ti te gustaría o igual que tú quieres a tu pareja. Si no te quieren, lo recomendable es no forzar, sino a la definitiva, te harán más daño.

– “Es que YA no hay comunicación o nunca la ha habido”

Es importante que en TODA relación haya comunicación. Las opiniones, los sentimientos, las dudas, las sugerencias, debemos transmitirlas. Eso sí, dentro de un lenguaje ‘sano’ en el que nos podamos comunicar con eficacia sin ofender a la otra persona. No por hablar más, se comunica mejor. Ni por hablar menos, se comunica peor. Lo importante no es la cantidad de lo que hablamos sino qué y sobre todo cómo decimos las cosas a nuestra pareja. Para ello, en una terapia psicológica os ayudamos a comunicaros con eficacia, a aprender a discutir de forma saludable, a negociar, etc.

 – “¿Hablar para qué? Si no sirve para nada… Es que ya no nos entendemos…”

Existen relaciones en las que a pesar de decir ‘hablar no sirve para nada’ o ‘para qué hablar’, no sólo es que se hable sino que no se hace de forma saludable. La mayoría de parejas en conflictos de comunicación tienen en común algunos aspectos como: mostrar mayor frecuencia de desacuerdos que de acuerdos, interpretar erróneamente las palabras de la otra pareja, los componentes no verbales (gestos, miradas, etc) suelen contener más elementos negativos que positivos, las capacidades de escucha, empatía y expresión de sentimientos parece estar deteriorada, reacciones ‘a la defensiva’ e interrupciones constantes al hablar… Si tienes algunos de estos problemas, más frecuentes y comunes de lo que pensamos, en una terapia de pareja se buscan las soluciones.

 – “Es que en las relaciones sexuales no disfrutamos”

Lo que sí está claro es que muchas parejas preguntan qué es más importante, ¿sexo o amor? La respuesta a esta pregunta es la que cada uno dé a ella. Lo realmente importante no es cuál de ellas pesa más, sino si las dos personas de la relación piensan de la misma manera o incluso si piensan diferente pero lo llevan ‘bien’. Evidentemente cuando en tu relación y para ambos miembros de la pareja los dos conceptos son importantes y falla uno de ellos, nos podemos encontrar ante un problema. Un problema que sí tiene solución. Existen parejas que tienen problemas de comunicación y otros tipos de problemas y ello deriva en problemas sexuales. Por el contrario otras parejas empiezas con problemas sexuales que les pueden derivar a problemas de pareja.

Teoría triangular del amor          En el artículo “El amor” tenéis la teoróia triangular del amor, que es una herramienta útil para entender mejor los tipos de relaciones que hay, qué es más importante para cada uno y qué ventajas o problemas puede plantear cada una. A continuación os presentamos algunos de los mitos existentes en las parejas que muchas veces ocasionan problemas…

 

Mitos sobre las parejas

  1. Tengo que casarme o tener hijos para ver si así tenemos más ‘vidilla’. Hemos entrado en una rutina y es la mejor manera de escapar de ella.
  2. Me tengo que conformar con lo que hay.
  3. Una pareja debe hacer todas las cosas juntos.
  4. Las relaciones extramatrimoniales sólo se dan en parejas que ‘no funcionan bien’.
  5. La casa y los niños para la mujer, el trabajo para el hombre.
  6. Si no te gusta algo de tu pareja, tiene que cambiarlo.
  7. Si tu pareja no quiere estar contigo, lucha para que no lo haga.
  8. Como mi pareja me conoce perfectamente debería saber qué pienso y siento siempre.
  9. Cuando amas a alguien de verdad, no deberías enfadarte jamás con esa persona.
  10. En una pareja hay que contarlo todo, todo y todo.
  11. Cuando realmente quieres a alguien necesitas estar el 100% de tu tiempo con esa persona.
  12. Si no tengo celos, es que realmente no quiero a mi pareja.
  13. La convivencia prematrimonial asegura un matrimonio más feliz y duradero.
  14. Nunca te acuestes a dormir enfadado con tu pareja.
  15. Mis sentimientos, necesidades, opiniones, etc, están por encima o por debajo del otro.
  16. Si realmente me quiere, debe estar dispuesto a hacer cualquier cosa por mí.
  17. Es mejor decir lo que quieren escuchar, con tal de no discutir.
  18.  Más vale vivir en pareja, aunque sea infelizmente, que divorciarnos y que sufran nuestros hijos.
  19.  El amor debe ser lineal y siempre ‘satisfechos’, ‘contentos’, ‘felices’…
  20.  Debo encontrar a mi pareja ‘ideal’

          Como podéis ver, tenéis marcadas en negrita algunas palabras, que no son más que las pistas de por qué todas esas afirmaciones son mitos y no realidades.

pareja-feliz

          Nos gustaría que compartiérais con nosotros si conocéis algún mito más, porque los hay. Si estáis o no de acuerdo, si pensáis que son ciertos o no o si creéis que es fácil llevarlos a cabo. ¿Por qué creéis que son mitos si muchas parejas los ponen en práctica? Podríamos dar explicaciones a cada uno de ellos pero os animamos a que seáis vosotros mismos los que los analicéis y nos propongáis todas aquellas dudas, sugerencias o consultas que creáis interesantes. Compartir y comunicar, como en las parejas, siempre es sano.

 

 

Escribe aquí tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *